Cuidados paliativos

Bienestar y calidad de vida

24/02/2015

Según la OMS en el 2005 el 12.6% de la población mundial falleció debido a cáncer, sida y tuberculosis; enfermedades que ocupan los puestos 6, 7 y 8 entre las causas más frecuentes de mortalidad en el mundo.

Se estima que cada año 4,8 millones de personas sufren dolores cancerosos de una intensidad moderada a fuerte sin recibir tratamiento, y se prevé que para el 2015 9 millones de personas morirán de cáncer

 

Alrededor del 40% de estos casos pueden prevenirse si la enfermedad es detectada a tiempo y se recibe el tratamiento adecuado. Incluso en los casos de cáncer avanzado, es posible aliviar el sufrimiento de los pacientes administrando lo que conocemos como cuidados paliativos.

¿Qué son los cuidados paliativos?

Los cuidados paliativos son aquellos que se le administran a los enfermos terminales para el control del dolor y los síntomas emocionales derivados de su padecimiento. Su objetivo es lograr la mejor calidad de vida para el paciente y su familia.

No se trata de adelantar o retrasar la muerte, ni de sembrar falsas esperanzas sobre una posible recuperación, los cuidados paliativos son un sistema interdisciplinario de apoyo para el paciente y su familia, mientras atraviesan por una situación difícil.

Este tipo de cuidados se administran a personas que sufren de enfermedades crónicas y degenerativas, diagnosticadas como incurables, ya que no hay respuesta positiva frente a los tratamientos curativos y su esperanza de vida no es mayor a los 6 meses.

Este tipo de situación tiene un gran impacto emocional tanto en el paciente como en la familia, ya que para ambos significa el inicio de un proceso de duelo.

Objetivos de los cuidados paliativos

Los cuidados paliativos se enfocan en brindar soporte tanto al enfermo como a su familia con el fin de controlar el dolor y demás síntomas, asistir de manera personalizada e integral al paciente y brindar soporte a la familia.

  • Control del dolor y demás síntomas: a través de la medicina del dolor se busca evitar que el paciente tenga que vivir los dolores e incómodas molestias derivadas de su enfermedad. Para esto se formulan analgésicos, administrados en distintas dosis según la intensidad del dolor.
  • Asistencia personalizada e integral del paciente: encontrarse en la etapa final de la vida a causa de una enfermedad, implica no solo tener que soportar los dolores derivados de esta sino también empezar a afrontar una serie de pérdidas. En otras palabras, comenzar a morir en vida y elaborar duelos por aquellas capacidades que se van perdiendo a causa de la enfermedad.

 

Por lo tanto es frecuente que estos pacientes experimenten sentimientos de impotencia, desesperanza e inutilidad, siendo propensos a estados de ánimo depresivos. Por lo que una atención integral, preocupada no solo en aliviar el dolor, sino en acompañar y guiar al paciente a través de este proceso, es de gran importancia en estos casos.

Recibir este tipo de noticias significa un fuerte impacto emocional para la familia e implica una serie de cambios en la estructura de esta. Seguramente surgirán temores y dudas sobre lo que tendrán que afrontar, por lo que es tan importante el acompañamiento por parte de un grupo de especialistas, quienes no solo servirán de apoyo, sino que serán la fuente primaria de información sobre el estado de salud de su familiar y las mejores opciones para enfrentar las distintas etapas de la enfermedad.

La comunicación con la familia es clave en estas situaciones, pues la desinformación sobre el estado del paciente y las posibles situaciones que tendrán que enfrentar, aumenta la angustia y los sentimientos de impotencia.

Los cuidados paliativos son el resultado del trabajo de un grupo de distintos especialistas enfocados en resolver, en conjunto, las necesidades del paciente y su familia. Brindándoles a unos y otros el apoyo y las herramientas necesarias para afrontar este doloroso proceso.

Un grupo de profesionales en diferentes áreas de la salud está a tu disposición para resolver tus inquietudes.

Comentar este artículo

Alimentación para pacientes con osteoporosis

Cuidados para prevenir la osteoporosis

Tener huesos fuertes es una tarea que se puede lograr por medio de una alimentación basada en calcio y vitamina D, así como con la práctica de ejercicio controlado.

Descanso durante la noche

¿Cómo cuidar el sueño del paciente?

Dormir las horas necesarias es una función que permite reponer energía del sistema nervioso y muscular, mejorar la concentración, así como la salud física y mental.

Recibe información de tu interés

Recibe nuestro e-mail NotiTENA, entérate sobre temas de actualidad en bienestar y despeja todas tus dudas.

{{Mensaje}}