Ser paciente

07/06/2017

Del lat. patientia.

1. f. Capacidad de padecer o soportar algo sin alterarse.

2. f. Capacidad para hacer cosas pesadas o minuciosas.

3. f. Facultad de saber esperar cuando algo se desea mucho.

La paciencia es una actitud que nos lleva a soportar, a esperar y a aguantar, ya sea algo deseado, algún contratiempo u obstáculo en medio del camino. Nos permite mantener la calma y a no perturbarnos en la espera de algo.

Tiene una relación estrecha con la calma, la tolerancia y  la paz. Una persona que tenga esta capacidad logra tomarse una mala situación con tranquilidad y frente a una buena (como lo es terminar una tarea) , dedica el suficiente tiempo para completarla sin desesperarse.

Ser paciente demuestra fortaleza, entendimiento y sabiduría, ya que cuando hay algún problema, cuando hay una ofensa, una crisis o una situación difícil, se logra tener la capacidad de pensar, actuar adecuadamente y no a quebrantarse con facilidad.

Según Aristóteles en sus Éticas se refiere a ella como:

"El equilibrio entre emociones extremas o punto medio. Con ella se consigue sobreponerse a las emociones fuertes generadas por las desgracias o aflicciones. Para ello es necesario un entrenamiento práctico ante el asedio de los dolores y tristezas de la vida”


Esta virtud es una de las principales que debe tener una persona al cuidar de otro, además, así se facilita su labor y se transmite lo mejor de sí al ser bajo cuidado. Por eso, recomendamos a los cuidadores mantenerla como prioridad en su diario vivir, entrenarse para ser pacientes y enseñar esta virtud a los demás.

 

Compartimos una entrevista con el sicólogo Camilo Andrés Jiménez, quien nos habla de la relación del cuidador con la paciencia y nos da consejos para ponerlos en práctica y fortalecerla.

En TENA te damos consejos prácticos para que desde tus acciones en el día a día, contribuyas en la salud física y mental de las personas que cuidas y evites que caigan en la depresión haciendo de su día sea mejor.

TENA: ¿Qué es la paciencia?

CAMILO ANDRÉS: La palabra paciencia describe la capacidad que posee un sujeto para tolerar, atravesar o soportar una determinada situación sin experimentar nerviosismo ni perder la calma. De esta manera, puede decirse que una persona paciente es aquel que no suele alterarse.

TENA: ¿Cómo influye la paciencia en la labor de un cuidador?

CAMILO ANDRÉS: Desde la perspectiva del cuidador, la paciencia es fundamental para el desarrollo de sus labores cotidianas, ya que el trabajo con adultos mayores y personas con enfermedades crónicas requiere altos niveles de tolerancia puesto que en algunos momentos las personas a su cargo (pacientes) se pueden mostrar intransigentes, arrogantes, sensibles y el cuidador debe saber reaccionar acertadamente, para no alterarse él o el paciente.   

TENA: ¿Cómo un paciente puede aportar a su cuidador a mejorar la paciencia?

CAMILO ANDRÉS: El paciente puede ayudar a mejorar la paciencia de su cuidador en la medida que pueda aportar para que el trabajo de éste sea lo más llevadero posible, es decir, que el paciente esté atento a las recomendaciones que le haga el cuidador en cuanto a los horarios, cuidados y medicamentos. También generando un ambiente tranquilo y cordial entre ellos.

Un grupo de profesionales en diferentes áreas de la salud está a tu disposición para resolver tus inquietudes.

Comentar este artículo

Cuidar es tu mayor muestra de amor

Cuidar es tu mayor muestra de amor

Emociones, vivencias, aprendizaje: eso es amar, es compartir nuestra vida con quienes elegimos, es crecer juntos, es respetar las decisiones de quienes hacen parte de nuestro mundo y aprender de la vida junto a ellos.

Recibe información de tu interés

Recibe nuestro e-mail NotiTENA, entérate sobre temas de actualidad en bienestar y despeja todas tus dudas.

{{Mensaje}}