Bañar sin batallar parte 1

En el baño se pueden correr riesgos de caídas y quemaduras.

24/02/2015

Fuente: Guía para el cuidado del adulto mayor.
Autor: Claudia Varón de Franco, Presidenta Fundación Alzheimer Colombia.

Uno de los retos entonces es que el enfermo se sienta cómodo a la hora de realizar algunas tareas personales como bañarse, cambiarse de ropa, entrar al baño, tomar los alimentos, entre otros.


El baño es una de las actividades diarias que en ocasiones genera rechazo e incomodidad y por eso es importante tener en cuenta que de acuerdo con el estado de la enfermedad, este puede necesitar desde la supervisión hasta la asistencia permanente del cuidador o profesional.


Posibles causas del rechazo al baño:

  • Físicas o psicológicas: aspectos como la depresión y sensibilidad al agua pueden generar rechazo a la hora del baño.
  • Miedo: el miedo es un factor determinante. Pueden sentir miedo a desvestirse frente a una persona extraña, a sentirse observados, a los cambios de temperatura y a las caídas.
  • Inseguridad: el paciente puede sentirse inseguro creyendo que ha perdido su privacidad.
  • Confusión: el enfermo puede sentirse confundido, no recordar cómo desvestirse, meterse a la ducha o bañarse.

 

Lo importante es generarle confianza al paciente y planear algunas estrategias para hacer del baño una experiencia cotidiana que no genere ningún trauma en el enfermo. Mientras el paciente se acostumbra a la presencia de otra persona en tareas tan íntimas, podemos usar TENA Wash Cream, un producto que limpia, protege y humecta la piel más sensible y no necesita enjuague.

Al ser una tarea diaria y de tanto cuidado, en el baño se pueden correr riesgos de caídas

 

En el siguiente artículo daremos algunos tips para realizar una estrategia que pueda facilitar mucho más esta tarea y para que podamos por fin, Bañar sin batallar.

Un grupo de profesionales en diferentes áreas de la salud está a tu disposición para resolver tus inquietudes.

Comentar este artículo

cuidado personal

Bañar sin batallar parte 3

Crear una estrategia para una actividad cotidiana como el baño se convierte en una tarea importante cuando eres una persona encargada del cuidado del adulto.

cuidados del adulto mayor

Bañar sin batallar parte 2

En la tarea del cuidado debemos proporcionar la mayor confianza al paciente para lograr que se sienta cómodo y seguro con las actividades cotidianas.

Recibe información de tu interés

Recibe nuestro e-mail NotiTENA, entérate sobre temas de actualidad en bienestar y despeja todas tus dudas.

{{Mensaje}}