El autocuidado, esencial en la labor del cuidador

Cómo prevenir el agotamiento físico y emocional de ser cuidador

27/11/2014

Estar atento a tu propia salud es indispensable cuando eres el encargado del cuidado de un adulto. Si tu salud no está bien probablemente no puedas cuidar de la mejor manera a tu ser querido.

Cuidar es una labor que debes realizar en compañía de familiares, amigos, médicos y enfermeras para recibir ayuda y acompañamiento, pues en ocasiones puedes sentir agotamiento, tanto físico como emocional, pero no debes esperar hasta ese extremo para recurrir al autocuidado.

Pensar tanto en el paciente como en ti mismo es tú responsabilidad, por eso queremos compartirte estos sencillos pasos para cuidar tu salud emocional:

  • Infrórmate: solicitar ayuda médica, psicológica o emocional y busca asesoría en momentos difíciles.
  • Delega: encuentra aliados que puedan cuidar de tu paciente, así evitarás la sobrecarga.
  • Dedícate tiempo: realiza actividades que sean de tu agrado y puedas compartir con las personas que quieres.

Un grupo de profesionales en diferentes áreas de la salud está a tu disposición para resolver tus inquietudes.

Comentar este artículo

Recomendaciones para estar en óptimas condiciones

Estar bien para cuidar mejor

Cuidar de otras personas requiere esfuerzo físico y mental y para realizarlo de la mejor manera, debemos comenzar por cuidarnos a nosotros mismos.

Recibe información de tu interés

Recibe nuestro e-mail NotiTENA, entérate sobre temas de actualidad en bienestar y despeja todas tus dudas.

{{Mensaje}}