La importancia de procurar el bienestar del cuidador

Los mejores consejos para proteger al cuidador.

18/01/2017

Consejos para proteger al cuidador

El cuidado de otra persona implica una serie de exigencias que pueden alterar notablemente a una persona. Muchas veces, los cuidadores se enfrentan a dolencias físicas y psicológicas al dejar atrás sus tiempos y estilo de vida por cumplir con su labor.

Los hábitos de vida saludable son indispensables para el bienestar del cuidador, puesto que llevar un ritmo de trabajo adecuado le permite estar en la mejor condición física y psicológica para cuidar de él mismo y de otros.

Cuidador puede ser un profesional capacitado en ciencias médicas, familiar o amigo, que asuma la responsabilidad de estar frente a una persona con un diagnóstico de cuidado o una dolencia crónica.

Sea cual sea la naturaleza del cuidador, es importante entender que su vida y hábitos no pueden verse alterados al estar a cargo de una persona, puesto que las consecuencias de una inestabilidad física y emocional no lo afecta solo a él sino a la persona a quien está cuidando. .

 

Los hábitos de vida saludable son indispensables para el bienestar del cuidador.

 

El descanso como factor primordial

Descansar física y emocionalmente

Sandra Contreras, Gerontóloga del Hogar Mansión Dorada, asegura que: “desde la parte física y emocional, es importante que el cuidador tenga un buen descanso, porque tiene que llegar tranquilo y con la cabeza despejada frente a una persona que podría estar pasando por una situación difícil, de esa manera es más receptivo ante cualquier requerimiento”.

Teniendo en cuenta que esta labor requiere de energía física y estabilidad emocional, es preferible un descanso equiparable al flujo de trabajo o esfuerzo estimado al cuidado de la persona, es decir, si se estuvieron ocho horas con el paciente, deberá descansar las mismas ocho horas. Esto aplica tanto en hogares de paso como para el cuidador autónomo.

Las situaciones de estrés y el estado de alerta continuo, pueden llegar a generar trastornos psicológicos y anomalías sociales en el cuidador, hasta el punto de dejar de sentir empatía o hasta generar rechazo hacia la persona que cuida.

Javier Henao, psicólogo experto en la materia, opina que: “si el cuidador comienza a desarrollar un síndrome adverso debe detectar cuál es la molestia y qué es lo que la genera. La inestabilidad puede tener muchos detonantes, entre ellos la persona que está cuidando”.

 

La persona se vuelve un contenedor de emociones, al ser ese filtro, es importante despejarse para que no llegue a afectarle.Javier Henao, Psicólogo.

 

“Una persona que ha descansado correctamente baja el riesgo de accidentalidad y mejora el factor socio afectivo en el entorno familiar y laboral”, apunta la gerontóloga, quién tiene una decena de cuidadores a su cargo y ha aprendido bajo su experiencia la importancia del descanso.

Las posturas como eje indispensable en el cuidado

relajar el cuerpo

Las dolencias físicas pueden preverse y si se tienen en cuenta ciertos lineamientos no serán un problema en el momento de ejercer como cuidador.

    • Si el peso de la persona cuidada excede el suyo puede repercutir en su salud. En estos casos es aconsejable transportarlo en ayuda de otra persona.
    • La cama tiene que estar a su altura para que de esta manera no tenga que hacer ningún tipo de esfuerzo con sus extremidades o al momento de agacharse.
    • Mantener la postura recta. No doblar la espalda sin flexionar las rodillas al hacerlo.
    • Hacer pausas activas que incluyan estiramientos.

Consejos para quien está cuidando a su familiar

  • Tranquilícese, no tiene que estar todo el tiempo con la persona.
  • Establezca horarios para que una persona diferente lo cuide cada día.
  • Siempre tener a la mano la ayuda profesional, no se puede pretender estar frente a todas las situaciones que acarrea un cuidador.
  • Tener conocimiento sólido sobre el diagnóstico del adulto mayor y documentarse al respecto para saber qué hacer en caso de una situación de riesgo.
  • Evitar la rutina y la monotonía.
  • Tenga distracciones, diviértase. Socialice.

Un grupo de profesionales en diferentes áreas de la salud está a tu disposición para resolver tus inquietudes.

Comentar este artículo

Hogar seguro para el adulto

Un hogar seguro para el adulto

El cuidado de un adulto en casa requiere un espacio adecuado para este fin. No es necesario invertir grandes sumas de dinero en esta tarea; por el contrario con ingenio y recursividad podrás garantizar la seguridad del paciente.

Recibe información de tu interés

Recibe nuestro e-mail NotiTENA, entérate sobre temas de actualidad en bienestar y despeja todas tus dudas.

{{Mensaje}}