Salud sexual en el adulto mayor

16/11/2017

La sexualidad en el adulto mayor se ha convertido, para la sociedad misma, en un tabú, por lo cual se han desencadenado una serie de mitos y prejuicios que afectan la libre expresión y el normal desarrollo de la demostración de amor en la edad avanzada. 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) "La salud sexual es la integración de los elementos somáticos, emocionales, intelectuales y sociales del ser sexual, por medios que sean positivamente enriquecedores y que potencien la personalidad, la comunicación y el amor". Así pues, el término de Salud Sexual en la vejez se enfoca principalmente a la calidad de las relaciones y la integración de componentes como la personalidad, ideas, sentimientos, intereses y valores, más allá de si existe o no el coito mismo. 

El comportamiento y la manera de llevar las relaciones interpersonales, afectivas y sexuales se ven alterados por gran cantidad de factores, entre los que están: 

  • La monotonía y la falta de estímulo
  • La finalización de ciclos como la etapa laboral

  • El desgaste y el agotamiento físico 
  • La pérdida de privacidad e intimidad

  • La viudez 
  • Las enfermedades físicas y mentales

Adicional a estos está el envejecimiento fisiológico, en el cual se genera una pérdida de vigor, se reduce la elasticidad de los tejidos, hay descenso de los niveles hormonales y se acentúan ciertos cambios en los genitales y en la capacidad reproductiva tanto en hombres como en mujeres. 

Constantemente el adulto mayor se encuentra presionado social y psicológicamente en cuanto a su comportamiento sexual, tema que da pie a que se generen mitos y prejuicios, tales como la creencia de que su potencial sexual disminuye totalmente y que el libre desarrollo de la vida sexual a esta edad es sinónimo de perversión. Sin embargo, cabe aclarar que en esta etapa de la vida la sexualidad continúa como una condición natural del ser y que puede generarnos muchísimo más aprendizaje, pues la manera en que se manifiesta está más orientada al compañerismo y al afecto que, seguramente, puede catalogarse como sincero.

En esta etapa de la vida la sexualidad continúa como una condición natural del ser

Se deben propiciar las condiciones adecuadas que alejen al adulto mayor del estrés y le garanticen el bienestar, además se debe trabajar en fortalecer la comprensión, la tolerancia y la autoestima. 

 

“La orientación terapéutica debe estar dirigida al tiempo de estimulo, al placer y a la buena lubricación, a aliviar el sentimiento de culpa (si es el caso de la muerte de un cónyuge). Además, se debe trabajar en la ansiedad que se desencadena al pensar que una persona enferma puede agravarse con relaciones sexuales y que esta práctica es contraproducente” 

 

La sexualidad debe ser vivida libremente, ya que como se ha mencionado, es un derecho fundamental. Es importante entonces, darle un enfoque y una correcta orientación tanto al adulto mayor, como a la sociedad en general, para que se acaben los prejuicios y se disfrute de una sexualidad plena y sin temores.

 

Agradecimientos                    

Adriana María Arizmendi -Psicóloga                       

Melisa Isaza Henao -Psicóloga

Un grupo de profesionales en diferentes áreas de la salud está a tu disposición para resolver tus inquietudes.

Comentar este artículo

Conoce sobre la próstata

La próstata es un órgano del sistema reproductor masculino localizado en la base de la vejiga y en frente del recto. Su función primordial es producir el líquido seminal que transporta, protege y nutre a los espermatozoides durante la eyaculación.

Recibe información de tu interés

Recibe nuestro e-mail NotiTENA, entérate sobre temas de actualidad en bienestar y despeja todas tus dudas.

{{Mensaje}}