Aprendamos sobre la tiroides

La tiroides es una glándula que queda ubicada en la parte frontal del cuello

12/01/2017

Existen varios mitos alrededor de este diagnóstico que pueden desinformar en cuanto a las implicaciones reales que lleva consigo esta condición.

Los trastornos tiroideos no se limitan a solo un tipo de sintomatología y tratamiento específico, por esta razón es importante aprender a distinguir las diferentes alteraciones de la glándula tiroides en el organismo.

La tiroides

José Fernando Botero Arango, especialista en endocrinología, explica de manera profunda y sencilla de qué se trata este trastorno, las causas y su tratamiento.

¿Qué es la tiroides?

La tiroides es una glándula que queda ubicada en la parte frontal del cuello, su función es producir hormonas que por medio de la sangre se distribuyen a diferentes partes del organismo, por ende, participan en la mayoría de las funciones celulares y metabólicas.

 

¿Por qué se producen problemas en la glándula?

Se pueden tener tres alteraciones en la glándula tiroidea:

1. Afectación por función

Las hormonas llegan a algún órgano o tejido para producir una función específica, si el conteo de hormonas es mayor, se genera sobrecarga en los tejidos y produce hipertiroidismo. Si por el contrario, hay menos hormonas, se produce un déficit en el organismo que ocasiona hipotiroidismo.

Es decir:

  • Exceso de hormonas: hipertiroidismo
  • Deficiencia de hormonas: hipotiroidismo

 

2. Alteración por nódulos en la tiroides

Los nódulos son tumores que pueden generarse justo en la glándula tiroidea y pueden ser tanto benignos como malignos. Es importante saber a qué carácter pertenecen para recibir el tratamiento adecuado, puesto que los malignos están asociados con cáncer de tiroides, mientras que los benignos solo necesitan seguimiento o una cirugía extractiva si llega a ser necesaria.

3. Crecimiento de la glándula

Esta protuberancia es comúnmente llamada boche y produce trastornos mecánicos, puesto que puede comprimir la tráquea y generar un problema respiratorio o comprimir el esófago y generar dificultades para pasar los alimentos. También puede ocasionar problemas en el habla por la misma inflamación glandular.

Este problema parte por una deficiencia de yodo, en países como Colombia se ha declarado que su población está libre de tal deficiencia, ya que por ley toda la sal tiene que contener yodo.

Detectar la tiroides

1. Hay que auto examinarse para corroborar si el cuello ha aumentado su grosor o presenta nódulos, esto es evidente y de fácil detección sin necesidad de un dictamen médico. Al descubrirse alguna anomalía se vuelve de carácter imperativo consultar con algún personal profesional.

2. Cabe aclarar que, si se tienen antecedentes de radioterapia en la zona del cuello o un familiar en primer grado tiene enfermedad tiroidea, la presencia de irregularidades en la zona glandular es considerada como factor de riesgo, por lo que lo que se tiene que estar alerta al encontrar cambios importantes en la glándula tiroidea.

3. “Es probable que usted no sienta nada y se descubran anomalías por exámenes de rutina o chequeos, por eso es importante siempre pedir que en los exámenes de rutina esté el de la tiroides”, asegura el doctor Botero, quien tiene más de 10 años de experiencia en la materia.

¿Cuáles son los síntomas?

Todo depende de si hay exceso o déficit hormonal, puesto que si hay hipertiroidismo se pueden presentar taquicardias, palpitaciones, temblor, calores, pérdida de peso, diarrea, insomnio y alteraciones del ánimo.

Por otra parte está el hipotiroidismo que ocasiona aumento de peso, sensación de frío, fatiga, caída del pelo, inflamación corporal, constipación y disminución del ánimo.

En un rango intermedio están los síntomas muy inespecíficos, es decir, son pacientes que pueden presentar cansancio o mareos, pero esto es incierto, porque aquellas dolencias podrían estar o no relacionadas con una enfermedad de la tiroides.

Tratamientos

Si los nódulos  están generando molestia se tendrá que intervenir quirúrgicamente para extraer la tiroides, de tener un diagnóstico de cáncer la cirugía es de carácter obligatorio. Si los nódulos no están generando ningún tipo de problema deben mantenerse bajo observación.

Los tratamientos dependen del tipo de dolencia y sugerencia del médico tratante, él puede recetar medicamento, hormonas, yodo o cirugía de ser necesaria.

Según el Dr. José Fernando Botero, “Los tratamientos son por tiempo indefinido, todo depende del diagnóstico del paciente. Los cuidados son los mismos de una persona normal: comer bien, hacer deporte, no fumar y tener una vida tranquila”.

Aún son inciertas las razones por las cuales aparecen las enfermedades tiroideas, en la mayoría de ocasiones son de carácter congénito, pero nadie está exento de padecer alteraciones en la glándula tiroides.

“Recomiendo que la gente tenga un estilo de vida saludable: que coma bien, duerma lo necesario, haga ejercicio regularmente y que estén tranquilos. Si tiene alguna condición o motivo de consulta como las anteriormente nombradas, consulte a su médico para diagnosticar el tipo de enfermedad y definir el tipo de tratamiento” concluye el médico especialista.

Mitos alrededor de la tiroides

Me han dicho que si quedo en estado de embarazo se me altera la glándula

 

Al quedar en embarazo las mujeres sufren unos cambios fisiológicos, por lo que aumenta el requerimiento de hormonas de un 25 a 30%. El cuerpo está en la capacidad de producirlas, pero si no puede compensarlo es porque podría haber tenido la enfermedad tiroidea desde antes de quedar en estado de embarazo. Si la persona es consciente de su diagnóstico, tiene que indicarle a su médico que planea estar en embarazo.

Subo de peso, debe ser que tengo la glándula alterada

 

La glándula, en la mayoría de ocasiones, no altera el peso. Cuando se tiene exceso de hormonas se produce una baja de peso, cuando se tiene el déficit solo se aumentan 1 o 2 kilos, dependiendo de la severidad, pero no es posible estar obeso por alteración tiroidea.

Un grupo de profesionales en diferentes áreas de la salud está a tu disposición para resolver tus inquietudes.

Comentar este artículo

qué es la diabetes

Neuropatía diabética, parte I

La neuropatía diabética es una alteración a los nervios que se encuentran distribuidos por todo el cuerpo y conectan la médula espinal con la piel, los músculos, los vasos sanguíneos y los órganos.

Recibe información de tu interés

Recibe nuestro e-mail NotiTENA, entérate sobre temas de actualidad en bienestar y despeja todas tus dudas.

{{Mensaje}}