Inicio : En armonía : ¿Cómo tengo relaciones saludables?

¿Cómo tengo relaciones saludables?

Relaciones saludables

17 septiembre 2018

Las relaciones humanas solo pueden considerarse saludables si primero revisamos cómo estamos emocionalmente, y con eso, nos referimos al amor propio y a la autoestima. El profesor Christopher Mruk, nos dice que esta es una evaluación que debemos hacernos y de la que concluimos si nos aprobamos o no.

Para lograr hacer este autoexamen emocional, debemos preguntarnos: ¿nos queremos con nuestras cualidades y defectos?, ¿nos mantenemos activas?, ¿disfrutamos de  nuestra propia compañía?, ¿cultivamos amistades?... Estos son solo algunos aspectos que debemos tener en cuenta para saber si nuestra autoestima está en el mejor nivel, para así dar a los demás, el amor que nosotras mismas nos tenemos.

A partir de ahí, nuestras relaciones con las demás personas se deberán basar en que seamos transparentes, como dicen: “ser nosotras mismas”, de esa manera nos mostramos tal y como somos y evitamos crear una apariencia que realmente no es. La idea de una relación saludable es compartir con los demás, sin dejar de lado la esencia.

Ya, cuando iniciemos una relación; de pareja, amistad o laboral, tendremos claro lo que queremos, lo que buscamos y nos damos nuestro lugar con respeto y cariño. Además, debemos darle importancia a mantener valores como la tolerancia y la empatía, para que entendamos que el otro es diferente porque tiene otra forma de pensar y de ver la vida.

Catalina compartió con nosotros una serie de tips para tener relaciones saludables

Catalina Durango, Especialista en Psicología.

Tips para tener relaciones saludables:

  •  Confiemos en los demás, pues es fundamental para tener relaciones significativas y satisfactorias con la familia, pareja o compañeros de trabajo.

  •  Tomemos conciencia sobre nuestras acciones, esto contribuirá de manera indirecta a que ampliemos los contactos y vínculos de calidad a largo plazo.

  •  El apego es un elemento fundamental en las relaciones sociales, familiares y de pareja. Observemos de qué manera nos relacionamos con los otros desde el apego. Si lo hacemos desde la ansiedad, esto afectará las relaciones por el deseo de estar permanentemente con el otro. O por el contrario, podríamos evitar la cercanía afectiva con las personas más significativas en nuestra vida.

  •  Intentemos ser receptivos frente a la retroalimentación que recibimos de amigos, compañeros de trabajo o familiares. Es decir, aquellos aspectos por mejorar que en algunas ocasiones no tenemos la capacidad de visualizar.

Cuéntanos ¿Con quienes compartes relaciones saludables y cómo las fortaleces?

Comentar este artículo

Videos

Ver más