Inicio : Salud para la mujer : Día mundial de la osteoporosis

Día mundial de la osteoporosis

Conoce algunas recomendaciones para vivir  la osteoporosis con bienestar

20 octubre 2018

El 20 de octubre es una fecha muy importante para la salud femenina, pues se conmemora en el mundo el Día de la Osteoporosis. Como mujeres que buscamos el bienestar, ¿qué tal si nos unimos a la conmemoración comprendiendo en qué consiste esta enfermedad, cómo afecta nuestras vidas y, sobre todo, cómo podemos prevenirla?

La osteoporosis es una condición que debilita los huesos, reduciendo su densidad. Se presenta con mayor frecuencia en las mujeres que en los hombres; los motivos para que esto suceda son diversos, entre ellos, los cambios que ocurren en nuestro cuerpo durante la menopausia, debido a la disminución abrupta de estrógeno en nuestro organismo, los cuales, entre muchas funciones, son los encargados de mantener los niveles de calcio adecuados en los huesos. Llegado ese momento, todas deberíamos realizarnos chequeos médicos periódicos que permitan detectarla.

La principal consecuencia de la osteoporosis en nuestra vida diaria es que tendremos una mayor posibilidad de sufrir una fractura ósea al caernos o golpearnos con algún objeto, en especial si somos mujeres mayores de 50 años. Debemos entonces ser un poco más cuidadosas a partir de esa edad.

Nuestra recomendación para evitar lesiones por este motivo es llevar sencillos hábitos como dejar encendidas algunas fuentes de luz en las noches, para que nos ubiquemos con facilidad en caso de que debamos levantarnos; evitar disponer tapetes y objetos en lugares de nuestra casa que puedan dificultar nuestro movimiento y apoyarnos en un pasamanos al subir o bajar las escaleras.

Debemos incluir también lácteos y alimentos ricos en vitamina D en nuestra dieta, siempre siguiendo el plan que nuestro nutricionista diseñó especialmente para nosotras. Realizar los ejercicios físicos adecuados será clave para mejorar nuestra calidad de vida si tenemos osteoporosis, pero recordemos que la rutina que ejecutemos debe ser diseñada por un especialista para evitar esfuerzos que puedan provocarnos lesiones.

Con esto no queremos decir que debamos prepararnos para cuando se presente la osteoporosis como si fuera algo inevitable, pues también tenemos muchas formas de ayudarnos a prevenirla. Lo primero que debemos hacer es reconocer qué factores de riesgo presentamos. Ya sabemos que por ser mujeres somos más propensas a desarrollarla; además, hay algunos genes que están relacionados con la enfermedad, algo que no está en nuestras manos cambiar.

Sin embargo, hay factores no genéticos sobre los que sí podemos decidir. Es importante para ello mantener controladas enfermedades como el hipertiroidismo en caso de que las tengamos; ejercitarnos frecuentemente durante todas las edades de nuestra vida adulta, pues la actividad física es un estímulo para los huesos, y tener una dieta que incluya alimentos ricos en calcio. Recordemos también tratar de prevenir fracturas, pues son otro de los factores que pueden influir en la aparición de la osteoporosis.

Con estas recomendaciones podremos vivir una vida de bienestar con huesos más sanos que nos permitirán mantenernos activas y vitales.

¿Te animas a seguirlas? Quisiéramos conocer tu opinión. ¡Déjanos tus comentarios!

Comentar este artículo

Videos

Ver más