Terapia Respiratoria

 


Terapia respiratoria

 

La terapia respiratoria es un área de la medicina especializada en el cuidado y la prevención de las enfermedades respiratorias crónicas y agudas, que surge como respuesta a las necesidades de la vida moderna, donde los niveles de contaminación, los estilos de vida y el deterioro de los mecanismos de defensa del sistema respiratorio, han incrementado la incidencia de enfermedades cardio-pulmonares que afectan y disminuyen la posibilidad de respirar libremente.

 

Con la terapia respiratoria lo que se busca es devolverle al paciente su bienestar respiratorio, a través de terapias y procedimientos para limpiar las vías respiratorias, mejorar la capacidad pulmonar del paciente, y en caso de que exista ya una patología crónica, conseguir la mejoría de los síntomas y enlentecer el progreso de esta.

 

Por lo general esta terapia se aplica en pacientes encamados, ya que permanecen la mayor parte del tiempo en la posición decúbito obligada, lo que favorece el rápido desarrollo de problemas respiratorios. También se aplica a los pacientes internados en cuidados intensivos, a aquellos que han estado conectados a un respirador y a quienes sufren de enfermedades como neumonía, bronquitis crónica, fibrosis pulmonar, enfisema, entre otras.

 

Las técnicas de terapia respiratoria incluyen terapia física y entrenamiento muscular, y entre ellas se distinguen algunas como percusión, vibración, tos, succión y ejercicios de respiración. En los pacientes encamados, los cambios de posición son una práctica primordial en la prevención de enfermedades cardio-pulmonares.

 

Es importante tener en cuenta que la terapia respiratoria solo debe llevarse a cabo por un profesional en esta especialidad. Sin embargo, las prácticas preventivas como el reposicionamiento, sí pueden ser efectuadas por el cuidador regular del paciente. No olvide que antes de iniciar cualquier procedimiento debe consultar con el médico.

 




Sigamos en contacto