Consejos para la alimentación del paciente en cama

 


Fuente: Guía de recomendaciones al paciente


Alimentación en cama

 

1. La alimentación es muy importante ya que la carencia de nutrientes aumenta la posibilidad de formación de úlceras.

 

2. Se debe colocar al paciente en una postura adecuada, elevando la  cabecera de la cama o colocando almohadas para que apoye la espalda.

 

3. Conviene adaptar la dieta recomendada para que la pueda tomar y digerir sin complicaciones.

 

4. La dieta deber ser variada, rica en proteínas, vitaminas y minerales que facilitan la regeneración de los tejidos. En ocasiones se precisa un aporte nutricional complementario.

 

5. Asegurar un aporte diario de fibra para mantener un ritmo intestinal suficiente con frutas, verduras y legumbres.

 

6. El consumo de líquidos debe ser 1,5 a 2 litros al día como mínimo, salvo que existan contraindicaciones reseñadas por el personal médico.

 

7. Administrar gelatinas o espesantes si fuera preciso para lograr la ingesta requerida de líquidos.

 

8. El paciente no debe acostarse inmediatamente después de comer, con el fin de evitar reflujos de jugos gástricos. Solo debe hacerlo hasta pasados 30 minutos después de la ingesta.

 

Consejos para el cuidador:

 

  • Mantener siempre posturas adecuadas para  prevenir lesiones de columna.
  • Tener dos o más cuidadores por paciente con el fin de rotar y repartir las cargas.
  • Procurar dormir períodos de tiempo adecuados que permitan el descanso. 

 




Sigamos en contacto