Alimentación por sonda nasogástrica (SNG)

 


Fuente: Guía de nutrición por sonda nasogástrica

 

Alimentación por sonda

 

La nutrición por sonda es una manera de tomar alimentos a través de una sonda que se introduce por la nariz y se desliza hasta el estómago, o que se implanta directamente en el estómago. Los alimentos están en forma líquida y contienen el mismo valor alimenticio (proteínas, vitaminas, hierro, calcio, energía, etc.) que una dieta normal y equilibrada.

 

Son muchos y variados los casos en los que se requiere una nutrición por sonda: enfermedades que impiden deglutir correctamente los alimentos, situaciones de importante pérdida de apetito, alteraciones neurológicas, entre otras.

 

Antes de abrir la botella o bolsa hermética para empezar la alimentación, sigue los pasos a continuación:

 

  • Lávate las manos cuidadosamente con agua y jabón.
  • Comprueba la fecha de caducidad del alimento. En caso de que el alimento sea preparado en casa, recuerda utilizar todos los nutrientes necesarios para una adecuada alimentación.
  • Da el alimento a temperatura ambiente.
  • Agítalo antes de usarlo.
  • Si no utilizas todo el producto, ciérralo enseguida, guárdalo en la nevera y consúmelo antes de 24 horas.
  • Apunta en el frasco o en la bolsa el día y la hora en que lo abriste.
  • Desecha todo producto abierto que haya estado más de 24 horas en la nevera. 

 

Normas generales para la correcta administración del alimento:

 

  • Sienta al paciente en una silla.
  • Si el paciente está en la cama, incorpóralo 30°a 45° con la ayuda de unos almohadones.
  • Verifica siempre la correcta posición de la sonda mediante las señales exteriores, o asegurándote de que la longitud de la sonda entre la nariz y el tapón no haya variado. La señal debe permanecer en el mismo sitio. Si se ha salido o desplazado, llama al médico o enfermera. Atención: Esta posición debe mantenerse durante la comida y hasta una hora después de haber terminado. Si la nutrición es continua durante todo el día, el paciente siempre debe estar incorporado.
  • El alimento debe estar colgado a una altura mínima de 60 cm por encima de la cabeza del paciente.
  • Gradúa la velocidad de infusión según las recomendaciones dadas por el médico.

 

Cuidados y limpieza del material


  • Lava con agua jabonosa los contenedores y la línea de administración que vas a utilizar, enjuaga y sécalos muy bien. Recuerda que los contenedores de plástico (flexible y semirrígido) y la línea deben cambiarse como máximo cada 2 ó 3 días.
  • Limpia cada día la sonda por fuera con una gasa, agua tibia y jabón suave. Enjuágala muy bien.
  • El cambio de la sonda lo hará el médico o enfermera cuando lo crea oportuno. Si notas que la sonda se oscurece, presenta grietas u orificios, consúltalo.

 

Cuidados de la nariz

 

La sonda se fija a la nariz con una tirita o esparadrapo, debes cambiarla cada día al igual que el sitio de fijación, para evitar irritaciones en la nariz y las mejillas. Para ello, despega el esparadrapo o tirita viejo, limpia la nariz con una gasa, agua y jabón, y sécala con cuidado. Coloca entonces la nueva tirita, vigilando que la sonda no roce o deforme la nariz.

Limpia los orificios nasales suavemente con un copo de algodón humedecido con agua caliente o templada. Hazlo mínimo una vez al día. Puedes, además, suavizar toda esta zona con una crema humectante para evitar irritaciones.

 

Cuidados con la boca

 

Aunque el paciente tome los alimentos por sonda, es importante que cuides la limpieza de su boca. Por ello debes lavarle los dientes y lengua con un cepillo y pasta de dientes, como mínimo dos veces al día (por la mañana y por la noche), evitando que trague agua. Si notas que los labios se resecan, suavízalos con productos para ello. 

 

Problemas que pueden surgir y soluciones

 

Problema Causa Acción recomendada
Lesiones en la nariz

Irritación debida a la rigidez de la sonda

-  Cambiar la posición de la sonda de forma que no presione sobre el mismo punto.

-  Cambiar el esparadrapo o tirita cada día.
Obstrucción de la sonda

Producto o medicamentos secos en el interior de la sonda

-  Pasar unos 50 ml de agua tibia o un refresco de cola por la sonda con la ayuda de una jeringa.

-  Recordar que siempre debe pasarse agua por la sonda después de cada toma de alimento o medicamentos.
Estracción de la sonda

La sonda sale al exterior por causa accidental o voluntaria

-  No asustarse y avisar a su médico o enfermera si no se está capacitado para insertarla nuevamente.

Náuseas y vómitos

-  Posición incorrecta del paciente.

-  El alimento pasa demasiado rápido.

-  Excesivo contenido gástrico.

-  Causas relativas a

la dieta o a la medicación

-  Colocar al paciente en la posición correcta, incorporándolo 30 - 45°.

-  Parar la nutrición de 1 a 2 horas.

-       Reiniciar la nutrición al cabo de 1 ó 2 horas, y si persisten los vómitos, avisar al médico o a la enfermera.

-  Revisar si se cumplen las indicaciones de administración de la dieta o del medicamento.
Diarrea

-  El alimento pasa demasiado rápido.

-  Fórmula demasiado fría.

-  Incorrectas normas de higiene.

-  Dieta inadecuada.

-  Parar la nutrición de 1 a 2 horas y reiniciar, si persiste la diarrea, avisar al médico o a la enfermera.

-  Si usa jeringa, pasar el alimento lentamente (mínimo de 2 a 3 minutos por jeringa llena de producto).

-  Administrar el producto a temperatura ambiente.

-  Seguir las normas higiénicas adecuadas.

-  Desechar la dieta y avisar al médico o a la enfermera.

Estreñimiento

-  Producto con poca fibra

- Inmovilidad.

-  Comunicar el estreñimiento al médico o a la enfermera.

-  Si se puede, acompañar a caminar un poco.

-  Realice masajes circulares en el abdomen en sentido de las manecillas del reloj (de derecha a izquierda).
Sensación de sed

-  Medicación

-  Fiebre 

-  Sudoración

-  Revisar la ingesta de líquido y de medicación.

-  Administre agua si está indicado.

-  Si persiste la sed, avisar al médico o a la enfermera.




Sigamos en contacto