Zona de ejercicios

 

 

Aquí te ofrecemos una rutina de ejercicios que no te hará sudar una gota. Los ejercicios para fortalecer el piso pélvico te ayudarán a recuperar el tono de los músculos de esta área, nadie notará que los estás haciendo y pueden practicarse en cualquier lugar.


Ejercicios de Kegel en la mujer

Ejercicios de kegel en la mujer

Los músculos del piso pélvico son aquellos que se encuentran debajo del útero, la vejiga y el intestino grueso. Están encargados, entre otras, del control de esfínteres, por lo que al perder su tono muscular es común que aparezcan problemas de incontinencia urinario o intestinal.

Su desgaste se debe a causas como la edad, embarazo y parto, o alguna cirugía ginecológica. Sin embargo, es posible recuperar su fortaleza a través de una serie de repeticiones conocidas como los ejercicios de Kegel, que consisten en contraer y relajar este grupo de músculos para devolverles su tono y controlar así la incontinencia.

 

Cómo hacer los ejercicios de Kegel

 

Los ejercicios de Kegel son muy sencillos y los puedes practicar en cualquier momento, cuando estés comiendo, trabajando, manejando, o descansando. A continuación te detallamos los pasos que debes seguir:

 

1. Identifica tus músculos del piso pélvico. Para eso la próxima vez que tengas que ir al baño empieza a orinar y luego contente. Los músculos que aprietas para detener el flujo de la orina son los músculos del piso pélvico.

2. Una vez hayas identificado tus músculos puedes empezar a practicar los ejercicios tres veces al día (mañana, tarde y noche). Es importante que tengas tu vejiga vacía a la hora de realizarlos. También se recomienda que los practiques estando sentada o acostada.

3. Una vez te encuentres en una posición cómoda, relaja tu cuerpo y empieza a hacer los ejercicios apretando los músculos por espacio de 10 segundos. Luego relájalos por otros 10 segundos.

4. Haz 10 repeticiones.

 

La dificultad del ejercicio dependerá del estado de deterioro de tus músculos, si es muy avanzado es posible que no logres contraer y relajar por espacio de 10 segundos. En ese caso empieza contando hasta 4 ó 5 y aumenta progresivamente la cantidad de tiempo.

 

Puedes lograr detener la incontinencia mediante el control de estos músculos, aunque los resultados no se verán de inmediato

 

Debes tener en cuenta que una vez presentes incontinencia, deberás hacer estos ejercicios de por vida, ya que si dejas de practicarlos tus músculos se relajarán nuevamente, posibilitando el regreso de ella.

Ejercicios para fortalecer el piso pélvico

A continuación te mostraremos cómo hacer los Ejercicios Kegel de manera correcta, para evitar las pérdidas de orina mediante el fortalecimiento de los músculos del piso pélvico.

 

Sigamos en contacto