Menú

Aprendiendo a cuidar

Actividades para cuidadores de personas dependientes

Sabemos que los cuidadores hacen un trabajo arduo, especialmente cuando el adulto mayor es dependiente o está muy enfermo. Es un trabajo muy exigente, que puede llegar a ser desgastante a nivel físico, psicológico y emocional.

Por eso, es importante que, como cuidador, aprendas a separar tu tiempo personal y libre, del momento que pasas haciéndote cargo del adulto mayor. En el balance está la clave para que el trabajo resulte gratificante y feliz, y para que puedas disfrutar mucho de tu vida personal.

Importancia del descanso cuando eres cuidador:

Entre más energía tengas, es mucho más probable que el adulto mayor obtenga el mejor cuidado posible, porque para cuidar a otros primero tienes que cuidarte a ti mismo.

No debes sentirte culpable a la hora de pedir ayuda, ya sea física o emocional. Es importante que tengas tiempo para dedicarte a ti mismo y para combatir el estrés que te puede generar estar siempre atento de una persona dependiente.

Por otro lado, también es importante poner atención en la cantidad de horas que duermes, porque eso es otro factor que puede influir en tu calidad de vida, y en la disposición que tengas para cuidar al adulto mayor.

Una mala noche, ya sea por pocas horas de sueño o por mala calidad del mismo, puede llevarte a padecer de mucho malestar durante el día. Además, si esto se vuelve recurrente, ya no solo afectaría tu rendimiento del día específico, sino toda tu vida.

La ausencia de descanso puede llevar a una disminución en el rendimiento físico e intelectual del cuidador, por lo que cada vez la fatiga será mayor y es posible que aumente el sentimiento de tedio hacia la vida.

Aprende a identificar cuándo necesitas descansar

A veces, sabemos que es difícil identificar los momentos en los que el descanso es necesario, especialmente cuando el adulto mayor espera muchas cosas de tu parte y te pone exigencias muy altas. Sin embargo, es fundamental que aprendas a identificar cuándo necesitas un descanso y un poco de tiempo libre.

Aquí te damos unos ejemplos de situaciones que te indican que debes parar: 

  • Presta atención a tus niveles de estrés. No es normal que todo te haga llorar, enojarte o fantasear con una vida distinta.

  • Si estás consumiendo de manera excesiva alcohol, medicamentos o pastillas para dormir.

  • Escucha a tu cuerpo: Los cambios en el apetito te pueden decir que algo no está bien.

  • Escucha a tu mente: Si te sientes deprimido, no tienes energía para hacer nada o ya no te gustan cosas que antes te encantaban, ponle atención a esos síntomas.

  • Si pierdes el control física o emocionalmente.

  • Escucha al adulto mayor: es posible que él te diga que te nota diferente, más aburrido o más tosco.

  • Si tienes problemas para conciliar el sueño o para quedarte dormido.

Si reconoces alguna de estas señales, no hagas caso omiso. Puede que solo necesites un descanso para sentirte mejor, pero si no sientes mejoría, no dudes en consultar con un experto.

Actividades para realizar mientras el paciente duerme o no te necesita:

Esos instantes en los que el paciente está descansando, tú también puedes despejar tu mente con diferentes actividades que te ayudarán a sentirte mejor tanto física, como mentalmente. Algunas de ellas son:

  • ¡Lee un libro!

No tienes que proponerte la novela más complicada o larga. Lo más importante es que sientas que puedes descansar e imaginar otras realidades. Mientras más leas, más vas a entender lo que te gusta y lo que no. Hay infinidad de opciones que puedes elegir. 

Además, no siempre tienes que comprar los libros, porque pueden ser costosos. En internet hay plataformas gratuitas con muchas obras, o también puedes visitar la biblioteca más cercana de tu ciudad.

  • ¡Escribe una carta!

Se trata sobre expresar lo que estás sintiendo. No tienes que ser un escritor ganador de Nobel para sentarte a plasmar todo lo que te pasa en una hoja de papel. Puedes elegir a cualquier persona, que conozcas o no, para que sea tu remitente. Además, no es necesario que se la envíes si no quieres… puedes dejarla solo para ti. 

También puedes escribirte una carta a ti mismo, donde expreses cómo te estás sintiendo, y empieces a analizar todo lo que está pasando en tu vida, por si en algún momento llegas a sentir que necesitas un cambio.

  • ¡Juega un juego de mesa!

Dominó, parqués, cartas, stop, Monopolio… ¡el que más te guste! 

Jugar libera en el cerebro hormonas, que hacen que te sientas mejor casi instantáneamente. Por eso, te recomendamos que intentes tener tiempo para esta actividad tan frecuente como te sea posible. Además, es probable que al adulto mayor que acompañas también le guste jugar y puedan pasar un rato agradable juntos. 

  • ¡Haz ejercicio! 

No tienes que inscribirte en un gimnasio, o volverte parte de un equipo profesional para disfrutar de mover tu cuerpo. Puedes buscar aplicaciones de yoga e incluso bailar un poco... cualquier actividad que haga que te muevas y que te sientas más feliz. 

  • ¡Considera retomar tus pasiones artísticas!

¿Qué era eso que te encantaba hacer cuando eras pequeño? Retómalo ahora. No tienes que volverte un experto en nada, simplemente disfrutar del tiempo que pasas haciéndolo. Puedes cantar, bailar, esculpir, escribir, dibujar… lo que se te ocurra.

  • ¡Haz un vision board o mapa de sueños!

Los vision boards también son llamados mapas de sueños. Para hacerlo, solo tienes que imaginar cómo se vería tu vida ideal dentro de seis meses, un año o cinco años.

Puedes sacar imágenes o frases de internet, de revistas, de libros o hacerlas tú mismo. Lo más importante es que seas muy creativo, que todo lo pegues junto, que dejes el vision board a la vista y que no te juzgues por nada de lo que allí descubras. 

  • ¡Crea tu propio mini jardín!

No tienes que contar con un patio inmenso para poder cuidar de un par de plantas, porque aquí lo más fundamental es la dedicación que le pongas. Las plantas y los animales traen felicidad a nuestra cotidianidad, y cuidar de un pequeño jardín, puede hacer que tus niveles de estrés bajen considerablemente.

  • ¡Organiza tus fotos en álbumes!

Hacer álbumes físicos de fotos es una manera muy linda de guardar los recuerdos que tenemos. Organizarlos te puede llevar mucho tiempo, pero es muy entretenido y emocionante. 

  • ¡Aprende un idioma nuevo!

En el mundo actual, los idiomas se han convertido en claves cruciales para casi cualquier cosa, porque ahora estamos todos interconectados. 

Aprender un idioma nuevo es muy divertido y puede ser gratuito con todas las herramientas que existen en Internet. Además, los cerebros que aprenden dos o más idiomas tienen una capacidad más amplia de resolución efectiva de problemas.

  • ¡Date el gusto de hacer un spa en casa!

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano, por lo que cuidarla es muy importante. Puedes hacer mascarillas, lavados o exfoliaciones. Hay ingredientes naturales que tienen propiedades nutritivas e hidratantes. Sin embargo, no te olvides de consultar fuentes seguras para que no causen quemaduras o lesiones cutáneas. 

Si tienes condiciones especiales, lo mejor es que consultes a un especialista antes de aplicarte cualquier sustancia. 

  • ¡Mira una película que siempre hayas querido ver!

Para esto, te recomendamos que tengas siempre a la mano una lista en la que puedas anotar las recomendaciones de películas que te dice un amigo, que ves en la televisión o que siempre has tenido en la mente. Así, en los ratos libres vas a poder disfrutar de buen cine.

  • ¡Duerme una siesta!

Dormir genera placer y nos ayuda a descansar. Las siestas de 20 o 30 minutos hacen que el cuerpo se vuelva a recargar de energía para poder continuar con las actividades del día. 

Siguiendo estos consejos lograrás evitar un estado de cansancio que no te permita disfrutar de tu labor en el día a día, si deseas saber más sobre este tema, revive nuestro Facebook Live, en el cual conversamos con dos especialistas acerca del síndrome del cuidador quemado. Ver ahora: https://fb.watch/5TDpvvGjQC/ 

Si quieres acceder a toda la información que tenemos para ti, ingresa a nuestro sitio web: www.tena.com.co

Dirigido a:

CUIDADORES

Comentarios

Whatsapp