Menú

Autocuidado, salud y bienestar

Ahorro de la pensión

Cómo administrar el dinero de la pensión.

Sigue esta regla de ahorro para mejorar tu salud financiera

La mayoría de las personas gastamos todo lo que recibimos en compras innecesarias, adquiriendo cosas ciegamente sin tener límites, presupuestos, metas y ahorros. En especial, cuando llegamos a la jubilación, el dinero de la pensión puede sentirse como una recompensa por nuestros años de trabajo, y lo es, el problema comienza cuando dejamos de lado las responsabilidades financieras.

Esto no debería ser así, si siempre hemos tenido hábitos de gastos saludables debe continuar de esta manera, si por el contrario no tuvimos la costumbre del ahorro, ¡nunca es tarde para intentarlo!

En TENA en colaboración con Protección, como experto en bienestar financiero, te enseñaremos cómo tener una mejor salud financiera, administrando bien tu salario, pues no siempre es necesario ganar más dinero, sino, saber cómo manejarlo.

Regla 50-30-20

La regla de 50-30-20 nos puede ayudar a manejar mejor nuestras finanzas, pues es una estructura de administración financiera que nos permite llevar de una forma más organizada, la distribución de nuestro dinero mensual; de esta manera sabremos si es prudente realizar o no un gasto.

Este método consiste en tomar la totalidad de nuestro salario o ingreso mensual, y dividirlo de la siguiente manera:

  • 50% en gastos esenciales: Aquí debemos incluir lo más básico y necesario para vivir, tales como: gastos de vivienda, de comida, salud y servicios públicos. Es importante tener en cuenta que las salidas a comer a restaurantes, no van en esta categoría, para entender más fácilmente qué va en este grupo, debemos preguntarnos ¿qué sería de nuestra vida sin él?

  • 30% gastos extras: En esta categoría debe ir todo aquello que deseamos, más no es completamente necesario. Por ejemplo: el internet, el gimnasio, los datos del celular, los restaurantes, las vacaciones y los hobbies. Muchas veces es difícil saber qué es un deseo personal y qué es una necesidad, para esto, debemos tener en cuenta que los gastos extra nos facilitan la vida y nos hacen más felices, pero igual podemos vivir sin ellos.

  • 20% deudas y ahorro: Idealmente deberíamos separar el 20% de nuestros ingresos para pagar deudas, intereses, préstamos y tarjetas de crédito. Cuando estamos libres de deudas es recomendable hacer un ahorro para emergencias; nunca estamos libres de cualquier percance, así que tener un recurso económico para estos imprevistos nos permite una tranquilidad económica. Por otro lado, podemos pensar en invertir nuestro dinero para generar ingresos extra, en bienes raíces o en negocios propios. La mayoría de las personas que no tenemos claridad de nuestros gastos, podemos llegar a utilizar casi el 90% de nuestro salario en gustos y deseos, dejando de lado nuestras responsabilidades. La regla del 50-30-20 es una forma sencilla de ahorrar, pues nos permite conocer en qué gastamos nuestro dinero con una base estructurada, siempre y cuando seamos objetivos en reconocer qué es realmente lo más esencial. Estos porcentajes, a pesar de que sean los recomendados, no son obligatorios. Podemos modificarlos a nuestra conveniencia, por ejemplo, disminuir un poco los gastos extra y subir los básicos, o si nos sobra dinero un mes, podemos aumentar nuestro porcentaje de ahorro. De igual manera, también podemos complementar nuestro ahorro con otros tips que nos facilitarán la mejor distribución posible de nuestro dinero.

  • Para los gastos anuales, como lo es el impuesto predial, podemos hacer un plan de ahorro, dividiendo su totalidad entre los 12 meses del año y ahorrando mensualmente. De esta manera, cuando llega la hora de hacer el pago, tenemos el dinero listo sin preocuparnos y endeudarnos.

  • Muchos no hemos tenido una buena educación financiera, y hemos crecido con una estructura de gasto - deudas = ahorro. Pero ¿qué pasa si cambiamos el orden de prioridades? Un tips es poder ahorrar al principio, no al final, de esta manera el ahorro es una prioridad y tenemos menos dinero para los gastos innecesarios.

  • Algunos no ahorramos porque pensamos que jamás vamos a poder disfrutar de nuestro dinero, pero ¡esto es falso! No se trata de eliminar completamente el entretenimiento de nuestras vidas, es más, debemos sacar siempre algo de dinero para disfrutar, lo importante es que este gasto sea proporcional con nuestros ingresos.

Siguiendo estos pequeños consejos aprenderemos a ser conscientes de nuestras finanzas, distribuyendo de mejor manera el dinero de la pensión para poder vivir tranquilos, sin deudas, teniendo todo lo que necesitamos, lo que deseamos y con seguridad ante cualquier situación… es a eso lo que llamamos salud financiera.

Por último, te invitamos a conocer Siempre Activo, una solución de ahorro voluntario de Protección que además de contribuir a tu bienestar financiero te ofrece alternativas para el disfrute de tu tiempo libre.

Dirigido a:

MUJERES

Comentarios

Whatsapp