Menú

¿Cómo cuidar la piel en la menopausia?

La menopausia es una etapa de cambios en nuestra vida, tanto físicos como psicológicos, y todos ellos, requieren cuidados y mucha atención. Hay cambios que se notan un poco más y hoy queremos contarte sobre uno de ellos, que de hecho se da en el órgano más grande de nuestro cuerpo: la piel.

La piel, al estar siempre en contacto con el mundo exterior, cumple una función protectora muy importante, además es un puente de comunicación con nuestro interior, y por eso se nota en nuestra piel cuando estamos saludables, cuando estamos enfermas, cuando estamos cansadas, cuando estamos tranquilas, y también, cuando van pasando los años.

Cambios en la piel durante la menopausia

Ya hemos mencionado varias veces que una de las principales características de la menopausia es la pérdida de estrógeno, y el estrógeno, además de sus funciones sexuales y reproductivas, tiene una estrecha relación con la producción de colágeno, la proteína encargada de la elasticidad y regeneración de nuestra piel. En resumen: a menor cantidad de estrógeno, menor producción de colágeno, y a menor producción de colágeno, menor regeneración en la piel.

¿Cómo se ven estos cambios? 

La disminución de colágeno en la piel se puede evidenciar de varias maneras:

  • Piel más seca o deshidratada.

  • Un aspecto más rugoso y más opaco.

  • Arrugas y líneas de expresión más profundas. 

  • Piel más delgada y frágil. 

  • Mayor propensión a lesiones.

  • Mayor dificultad para cicatrizar. 

  • Manchas o despigmentación por zonas.  

Tips para cuidar la piel en la menopausia

No podemos evitar el envejecimiento de nuestra piel porque es un proceso completamente natural, pero si podemos tener ciertos hábitos que nos ayuden a tener una piel más saludable y protegida. Te compartiremos algunos:

Rutina facial adecuada

Lo primero que debes hacer es tener una rutina diaria, tanto en el día como en la noche, para proteger tu piel. En tu rutina de día no pueden faltar la limpieza, la crema humectante y el protector solar. En el mercado existen muchas cremas especializadas, con principios activos que ayudan a regenerar y reafirmar, al igual que jabones limpiadores, protectores solares y muchos productos más que te pueden servir para complementar tu rutina. Recuerda que debes protegerte del sol así el día se vea nublado, así como de las luces de casa y de las pantallas como celulares, tv, computadores, etc, puedes ayudarte también con sombreros y ropa que te cubra de los rayos UV pero que a su vez sea fresca.

Ahora, en la rutina de noche, es muy importante que tengas una limpieza profunda para que no quede ni una gota de maquillaje o suciedad en tu rostro, luego, volvemos a aplicar crema humectante, puede ser la misma del día o alguna especial para aplicar en la noche. Aquí también podemos incluir sueros o vitaminas que nos den una ayudita extra. Puedes acudir al dermatólogo para que te ayude a crear una rutina con productos que se ajusten a las necesidades de tu piel.

Rutina corporal

Aunque la piel del rostro es la que más cuidamos, no es la única que envejece, el resto de nuestro cuerpo también necesita atención. Para ello, es importante tener una crema humectante corporal para aplicar todos los días después de la ducha, y también aplicar protector solar en todas las partes del cuerpo que puedan estar expuestas al sol, como las manos, los brazos, el cuello y el pecho.

Alimentación saludable

Dicen por ahí que somos lo que comemos, y en este caso, nuestra piel es reflejo de ello. Una alimentación saludable, balanceada y rica en antioxidantes como el brócoli, la zanahoria y los pistachos, harán que tu piel tenga un aspecto más joven y saludable. Y no olvides tomar aproximadamente dos litros de agua al día para mantenerte hidratada.

Actividad física

La actividad física, además de ayudar a prevenir la osteoporosis, las enfermedades cardio-respiratorias y muchas otras enfermedades, estimula la oxigenación y la circulación sanguínea, que se traduce directamente en una piel con mejor aspecto (y un cuerpo en forma).

Cuidados adicionales para la piel en la menopausia

Los tips que te mostramos anteriormente son las maneras más básicas y efectivas de cuidar la piel durante la menopausia, pero no son las únicas, te mostraremos otros tres tratamientos que te pueden ayudar a complementar tu rutina diaria, puedes escoger el que más te guste o implementar los tres.

Yoga facial

Este tipo de yoga, conocido también como gimnasia facial, consiste en hacer unos movimientos específicos en tu rostro para fortalecer los músculos y activar la circulación. Esto te ayudará a disminuir la profundidad en las arrugas, a tener un tono más uniforme, a estimular la regeneración celular y a tener un aspecto más luminoso. Solo necesitas de 3 a 5 minutos diarios y lo puedes hacer mientras estás aplicando tu crema humectante.

Humectaciones profundas

Actualmente existen muchos tratamientos cosméticos y dermatológicos que consisten en humectar profundamente la piel del rostro y en ocasiones también la de las manos. Puedes acudir a tu centro estético de confianza y averiguar qué opciones tienen para ti.

Terapia de reemplazo hormonal

No todas las mujeres son aptas para realizar esta terapia, pero quienes puedan y decidan hacerlo, tendrán una subida en sus niveles de estrógeno, por ende, también aumentará la producción de colágeno y esto se verá reflejado directamente en el aspecto de la piel.

Como ves, las opciones para cuidar la piel en la menopausia son muchas, empieza a aplicar estos tips y luzcamos todas una piel radiante, hermosa y sobre todo saludable. Si quieres saber más o compartirnos un tip diferente, escríbenos por nuestras redes sociales y aprendamos juntas.

Dirigido a:

MUJERES

Comentarios

Whatsapp