Menú

Incontinencia urinaria de esfuerzo durante el deporte

¿Conoces todo sobre la incontinencia urinaria de esfuerzo? ¿Te ha sucedido que tienes pérdidas de orina mientras te ríes o estornudas? ¿Te da miedo hacer deporte en público por temor a una pérdida de orina? ¡Este artículo es para ti!

Recuerda que no tienes nada por lo que sentirte avergonzado y que en TENA siempre estamos para apoyarte y darte los mejores productos, para que puedas tener tu vida normal.

¿Qué es la incontinencia urinaria de esfuerzo?

La incontinencia de esfuerzo se produce cuando el movimiento o la actividad física ejerce presión sobre la vejiga y provoca pérdidas de orina. Puede suceder que esos movimientos sean muy cotidianos, como estornudar, reírse o toser, pero también aplica para la actividad física más fuerte como correr, levantar objetos pesados o trotar.

Este tipo de incontinencia urinaria es diferente a la incontinencia de urgencia y a la vejiga hiperactiva y es mucho más común en mujeres que en hombres.

Síntomas de la incontinencia urinaria de esfuerzo

Este tipo de incontinencia es relativamente fácil de identificar, porque la pérdida de orina siempre está relacionada con una de estas situaciones:

  • Toser o estornudar

  • Reírse

  • Inclinarse

  • Levantar cosas pesadas

  • Hacer actividad física (cualquier esfuerzo especial o deporte)

  • Mantener relaciones sexuales

Es bastante probable que al principio no tengas una pérdida de orina cada vez que realizas alguna de estas actividades, pero lentamente va aumentando la frecuencia de veces en las que ocurre. Además, en el comienzo de la condición, pasa solamente cuando se tiene la vejiga muy llena.

Causas de la incontinencia urinaria de esfuerzo

Esta condición se produce cuando los músculos y tejidos, que en conjunto forman el piso pélvico, se debilitan y no logran sostener la uretra, lo que causa pérdidas de orina cada que hay estrés. No se relaciona con el estrés psicológico, sino con el estrés muscular, es decir, con el movimiento.

El funcionamiento normal del sistema excretor es que la vejiga se va llenando lentamente con la orina. Ella se expande a medida que se llena, pero los músculos que abrazan a la uretra permanecen contraídos hasta que la persona decida que quiere o necesita orinar. Pero cuando esos músculos se debilitan, cualquier esfuerzo físico hace que ya no sean tan efectivos y permitan pérdidas de orina.

¿Por qué se debilitan los músculos del piso pélvico?

Por tres motivos esenciales:

Por la edad:

Entre más años vamos sumando, más probable es que nuestro piso pélvico se debilite.

Trabajo de parto:

En las mujeres, es común que durante el trabajo de parto haya una lesión en los nervios o en los tejidos del piso pélvico, por lo que la incontinencia puede iniciar justo después del nacimiento del bebé o años después, según la gravedad del daño.

Cirugía de próstata:

En los hombres, la prostatectomía (la extracción quirúrgica de la próstata) es un factor de riesgo para la incontinencia urinaria.

Incontinencia urinaria de esfuerzo durante el deporte

La incontinencia urinaria de esfuerzo no se debe convertir en la excusa para dejar de mantener un estilo de vida activo. Además de intentar mantener un peso estable, el movimiento de los músculos del abdomen y del piso pélvico pueden ayudar a mejorar los síntomas de esta condición, y a prevenirla si no ha aparecido.

En TENA queremos recordarte que para las personas activas como tú, existen los TENA Pants Ultra que son perfectos porque se ajustan a tu cuerpo y te permiten hacer todas las actividades con normalidad.

Fases de la incontinencia urinaria de esfuerzo

Existen cuatro tipos de incontinencia urinaria de esfuerzo, que varían según la cantidad de orina que se pierde y en la frecuencia de pérdidas durante el día. Sin embargo, solamente un profesional de la salud puede determinar la fase en la que se encuentra un paciente con ayuda de varios exámenes y ayudas diagnósticas.

¿Qué terapias existen para controlarla?

La mejor cura para este tipo de incontinencia es la prevención, pero también hay terapias de comportamiento que pueden ayudar a mejorar los síntomas.

Terapias de comportamiento:

  • Ejercicios para fortalecer los músculos del piso pélvico: Como ya sabes, la incontinencia ocurre porque este grupo de músculos se debilitan y permiten el paso de la orina hacia el exterior. Entonces, al igual que cualquier otro grupo muscular, se pueden hacer ejercicios para ayudar a fortalecerlos.

Los más comunes son los Ejercicios de Kegel, cuya efectividad depende de la frecuencia con la que se realicen.

Si quieres aprender a realizarlos, puedes leer este artículo de Ejercicios de Kegel para hombres.

  • Consumo de líquidos: Mantenerse hidratado es muy importante, pero es fundamental que no te excedas en el consumo de líquidos. Solo un profesional puede decirte cuál es el punto del equilibrio perfecto. También te sugerimos que restrinjas el consumo de bebidas cafeinadas, carbonatadas y alcohólicas, porque pueden irritar tu vejiga.

  • Cambios saludables en el estilo de vida: Un estilo de vida sano conlleva necesariamente a un cuerpo más sano. Dejar de fumar, mantener un peso saludable y hacer ejercicio son acciones que reducen el riesgo de padecer incontinencia, mejoran los síntomas en caso de que ya haya empezado y mejoran la calidad general de la vida.

  • Entrenamiento de vejiga: Ir al baño, incluso cuando no sientes ganas, hace que tu vejiga nunca llegue a estar demasiado llena, lo que evita las pérdidas de orina en las primeras fases de la condición. Te puede resultar muy útil tener un horario para orinar.

Esperamos que hayas aprendido mucho sobre la incontinencia urinaria por esfuerzo y que nunca olvides que TENA está para ti en todos los momentos. Puedes consultar aquí todos los productos que tenemos disponibles para que siempre te sientas protegido.

Dirigido a:

MUJERES

HOMBRES

CUIDADORES

Comentarios

Whatsapp