Menú

Terapia de piso pélvico

Hoy estamos felices de contar con la Dra. Nataly Martínez Cifuentes, quien es una experta ginecóloga y hoy nos acompañará con este contenido en el cual nos ayudará a conocer un poco más acerca de nuestro piso pélvico y cómo fortalecerlo.

¡Empecemos!

¿Qué es el piso pélvico?

El piso pélvico es una estructura de músculos y tejidos que sostienen órganos como la vejiga, uretra, útero, vagina, recto, conducto anal , entre otros.

Todas estas estructuras juegan un papel importante como soporte mecánico y dinámico en la capacidad de contener la orina y la materia fecal, viéndose profundamente impactado con el paso del tiempo por perder su tonicidad como resultado del sobrepeso, múltiples partos, inapropiados hábitos alimenticios, estreñimiento, entre otras cosas,  que pueden desencadenar salida de los órganos de la pelvis (prolapsos) por la vagina, manifestándose principalmente con fugas involuntarias de orina.

¿Cómo podemos ayudar a mantener sano nuestro piso pélvico?

Existen diferentes terapias o herramientas que pueden ayudar a mantener fuerte nuestro piso pélvico, que van desde hábitos sencillos hasta algunos que requieren mayor disciplina:

  • Mantener una alimentación rica en fibra 

  • Aumentar la ingesta de agua, con el fin de facilitar el tránsito intestinal para no realizar fuerza en el momento del pujo durante las evacuaciones. 

  • Si se tiene sobrepeso, perder peso para disminuir la presión sobre los órganos de la pelvis.

  • Realizar ejercicios como yoga y pilates para fortalecer el core.

  • Realizar ejercicios en casa rápidos, dinámicos y simples de piso pélvico como los ejercicios de kegel, que consisten en que, con la vejiga vacía (sin orina), apretamos el piso pélvico de la misma manera como cuando estamos aguantando para hacer pipí por 5 segundos, luego relajamos por otros 5 segundos y repetimos. Se realizan 10  repeticiones con una frecuencia de 3 veces al día. El objetivo es que logremos realizar estos ejercicios con pesarios, que son pesas especiales para el área. Estos ejercicios nos ayudan a fortalecer las fibras musculares retrasando y revirtiendo incontinencias leves a moderadas. Si quieres aprender más sobre esto, puedes dirigirte a nuestro artículo Ejercicios de Kegel para mujeres. 

Beneficios de las terapias de piso pélvico

Las terapias de piso pélvico nos permiten tener un piso pélvico fuerte, llevándonos a tener menos riesgo de presentar incontinencia urinaria y fecal, son una gran herramienta para el tratamiento de la disfunción sexual originadas por dolor.

¿Cuándo debemos iniciar con este tipo de terapias?

Idealmente, las terapias de piso pélvico debemos iniciarlas desde temprana edad con el fin de desarrollar fuerza en nuestros músculos del piso pélvico, ayudando a mitigar los cargas a las que se ven expuestos a lo largo de la vida de la mujer y que pueden llegar a generar su disfunción.

¿Para realizar terapias de piso pélvico se requiere de ayuda profesional?

En una etapa inicial en donde basamos los ejercicios en prevención y corrección de estadios leves a moderados no es necesaria la ayuda de un profesional, pues tanto los ejercicios de kegel, como los pesarios, son ejercicios simples que podemos hacer por nosotras mismas y que con una instrucción adecuada pueden realizarse sin contratiempos en la comodidad del hogar.

Pero en los estadios más avanzados, necesitamos la dirección de un especialista en terapia de piso pélvico para ofrecer terapias más complejas (con ayudas de dispositivos especiales de fisioterapia), garantizando mejores resultados y detectando cuando la terapia no invasiva no es suficiente y debe ser derivada a una corrección quirúrgica.

¿Las terapias se pueden realizar en casa?

En las fases iniciales sí, pero en las fases medias y avanzadas, así como en situaciones especiales (como lo son la  recuperación de partos en los cuales el piso pélvico pudo haber sido expuesto a  grandes traumatismos o posterior a una cirugía de piso pélvico), es ideal que sea un especialista quien dirija el proceso desde un centro especializado.

¿Cómo evaluar el piso pélvico? 

Una de las maneras más fáciles de evaluar cómo está la salud de nuestro piso pélvico  desde casa, es observar si al toser, reírse o ejercer algún tipo de fuerza como levantar objetos pesados, tenemos fugas de orina. Este es un buen inicio para reconocer si tenemos un piso pélvico débil.

Complementario a esto podemos evaluar si al hacer maniobras de valsalva (por ejemplo: hacer esfuerzo para pujar) observamos en el inicio de la vagina, la salida de una bolita o  bulto rosado con lo cual sospecharíamos la posibilidad de  un problema más serio en el útero, la vejiga o el recto.

Una vez consultes con tu médico de cabecera, él te realizará diferentes exámenes y procedimientos que nos confirmaran una alteración del piso pélvico.

¿Se pueden prevenir los trastornos de piso pélvico? 

Uno de los principales factores que afectan el piso pélvico es la edad y, al ser este factor inmodificable, siempre existirá la tendencia a que desarrollemos un piso pélvico débil. Sin embargo, en la mayoría de ocasiones cuando tenemos hábitos que fomentan un piso pélvico sano, se puede atravesar por embarazos, postpartos y pérdida de tono muscular por la edad con un piso pélvico más estructurado y fuerte que tolere todos estos cambios sin verse tan afectado.

¿Cuál es el motivo de consulta más usual? 

Sin duda alguna cuando hablamos de consultas referentes a piso pélvico, hablamos de fugas de orina, al punto que el Colegio Americano de Ginecólogos y Obstetras indica que podemos ver pérdidas involuntarias de orina en aproximadamente el 25% de mujeres jóvenes, del 44 al 54% de mujeres en edad media y en postmenopausia y el 75% de las mujeres de la tercera edad.

Sin embargo, lo más triste de esto, es que menos del 50% consultan por esta causa pues sienten vergüenza de ser estigmatizadas por la sociedad.

¿Qué le dices a una mujer que empieza a notar cambios en su piso pélvico?

Primero, que no es motivo de vergüenza. Siempre hay maneras de manejar esta situación  y obtener grandes resultados  con cambios simples como lo son la modificación de su estilo de vida, enfocándose hacia una alimentación más saludable y rica en fibra, mayor consumo de agua, disminución de peso y ejercicios de piso pélvico para ayudar a que estos primeras manifestaciones no avancen y logremos un retroceso o lentificación de la progresión de esta condición.

¿Cómo se relaciona el piso pélvico con la salud emocional? 

La salud emocional se ve afectada pues la disfunción de piso pélvico es uno de los mayores temas tabú en la salud de la mujer, haciendo que estas prefieran permanecer en silencio y como resultado lleven una vida con limitaciones funcionales, físicas y psicológicas, ya que en muchas ocasiones ellas evitan desarrollar tranquilamente una vida social o  laboral por la incomodidad y el miedo de presentar una fuga de orina. Por eso, en TENA queremos que todas las mujeres empecemos a hablar libremente de lo que nos sucede en el cuerpo y entendamos que nos estamos solas en nuestros sentires. Solamente así vamos a contruir comunidad y a encontrar soluciones que nos permitan vivir mejor y más felices.

Si te gustó este artículo de preguntas y respuestas con la Dra. Nataly, queremos que nos dejes tu opinión en los comentarios. Linkear a las redes, recuerda que estamos en Facebook e Instagram como Más Vivas, síguenos para conocer más acerca de este y muchos otros temas relacionados con la salud femenina. En Más Vivas, hablamos sin tabú.

En TENA Discreet siempre estamos trabajando para brindarte los mejores productos y el mejor contenido con el objetivo de siempre ayudar a mejorar tu calidad de vida.

Dirigido a:

MUJERES

Comentarios

Whatsapp