Menú

Autocuidado, salud y bienestar

Tipos de bienestar: cuáles son y cómo mejorar cada uno

Tipos de bienestar: cuáles son y cómo mejorar cada uno – TENA

Cuando se habla de bienestar, ¿en qué piensas? Puede que consideres que el bienestar es sinónimo de felicidad y, aunque en parte es cierto, este término es muy amplio y va más allá de la felicidad. Cuando entiendes que el bienestar no es uno solo, sino que hay varios tipos, es más sencillo comprender qué hacer para lograr alcanzarlo.

Descubre aquí qué tipos de bienestar hay, y cómo puedes mejorar cada uno de ellos.

Bienestar físico:

Cuando se habla sobre este tipo de bienestar, no solamente es fundamental entrenar el cuerpo por medio de actividad física, también se debe tener especial cuidado con la alimentación.

¿Por qué? En primer lugar, el ejercicio permite mejorar la resistencia muscular del cuerpo, fortalecer el sistema cardio-respiratorio, permite tener un mejor equilibrio y flexibilidad.

El deporte no tiene porqué ser excesivo ni desgastante, lo importante es hacer lo que esté al alcance de las capacidades de cada persona. Algunas actividades que puedes hacer son:

  • Hidroaeróbicos

  • Pilates o yoga

  • Estiramientos

  • Salir a caminar

  • Hacer un deporte como tenis o baloncesto.

  • Subir y bajar escaleras.

  • Natación

Si quieres conocer más ejercicios que puedes hacer para mejorar tu salud, puedes leer el artículo "10 ejercicios de cardio para hacer en casa, ¡sin levantarse de la silla!"

Lo ideal es que lo acompañes con una dieta balanceada y variada, llena de proteínas, vitaminas y minerales que tu cuerpo necesita, pues con el pasar de los años el metabolismo va disminuyendo su capacidad, por eso, es muy importante alimentarse de forma consciente.

Algunos alimentos que puedes consumir son los pescados y mariscos, las frutas, vegetales, los granos integrales como la avena, el arroz integral y el pan integral. Además, es muy importante que mantengas tu cuerpo bien hidratado tomando suficiente agua. También hay alimentos que son muy altos en grasas y colesterol que es mejor evitar como: los dulces, el alcohol, los fritos y las bebidas azucaradas.

Lo ideal es que sepas qué dieta seguir según tu peso, altura, contextura y necesidades, por lo que es mejor consultar con tu médico especialista, de esta manera solo te alimentarás de comida deliciosa que sea saludable para tu cuerpo.

Cuando eres consciente de esto y tienes una alimentación balanceada y al mismo tiempo haces ejercicio físico, notarás que tu energía y tu vitalidad mejorarán. En nuestro artículo "Nutrición en la edad adulta. ¡Los secretos de una alimentación balanceada!" descubrirás todo lo que debes saber, para tener siempre una buena alimentación.

Ahora podrás hacer más actividades en tu día a día, y seguir con tu vida activa con normalidad, pero con más resistencia. Además, esto también te ayudará a prevenir enfermedades que pueden ocurrir por el sedentarismo y la fatiga.

Bienestar Socio-relacional:

Otro de los tipos de bienestar es el social, este está relacionado con la comunicación, unión, inclusión y el sentir que se hace parte de la sociedad. Sin embargo, para lograrlo se necesitan ciertas habilidades que se deben fortalecer o desarrollar, pues dependiendo de las circunstancias, estas hacen que sea mucho más sencillo interactuar con las demás personas.

¡Y está comprobado que estas interacciones hacen sentir mejor, evitando sensaciones como el enojo, la depresión y la soledad! Algunas cosas que puedes hacer para fortalecer tus habilidades interpersonales son:

Aumentar tu autoestima:

Cuando reconoces la importancia de poner tu salud y bienestar en primer lugar, comprendes que hay ciertas cosas que necesitas trabajar para dejar las inseguridades atrás. Una buena manera de hacerlo es cuando haces ejercicio y comes saludable, pues cuando te das cuenta de todas las cosas que puedes lograr, aumentará la confianza en ti mismo y en tus capacidades.

Ser agradecido:

Si reconoces lo afortunado que eres de tener buena salud, una familia que te apoya incondicionalmente, y te das cuenta de todo lo que has logrado; tu actitud frente a la vida va a cambiar, ¡ahora querrás aprovechar todos los momentos únicos y seguir viviendo experiencias enriquecedoras de la mano de las personas que más quieres!

Mantenerse actualizado:

El mundo avanza muy rápido, y la tecnología se ha vuelto fundamental para las actividades cotidianas. Rehusarse a tratar de comprenderla, puede hacer que te sientas fuera de lugar, sin entender lo que sucede alrededor o en la sociedad. Una de las mejores maneras de evitarlo es cuando tomas una actitud de aprendizaje. Pídele a tus nietos o a tus hijos que te expliquen cómo se usan las aplicaciones para enviar mensajes, o ver películas.

No solo te sentirás parte de todo este cambio, ¡sino que muchas de las herramientas también funcionan para mantener el contacto con familia y amigos!

Cuando hayas desarrollado estas habilidades estás listo para unirte de manera virtual, a grupos de interés como cine, música o juegos en línea. Conectarte a charlas educativas e ingresar a cursos o talleres. ¡ Todas estas cosas te ayudarán a lograr un bienestar social óptimo en tu vida diaria!

Bienestar cognitivo:

Este tipo de bienestar se refiere más que todo a la salud y el desarrollo de las capacidades cerebrales, como el procesamiento de la información, la memoria, el lenguaje y el sentido de la ubicación.

Es normal que con el tiempo se vaya volviendo más difícil hacer algunas de las tareas que se hacían inconscientemente, pero lo ideal es trabajar en ello para que puedas seguir teniendo muy buena capacidad cognitiva por muchos años más.

Algunas prácticas que puedes hacer para fortalecer tu memoria son:

  • Los juegos de estrategia como las cartas, el parqués o el ajedrez.

  • Realizar crucigramas, rompecabezas, sopas de letras, acertijos, laberintos.

  • Dibujar, colorear, pintar y calcar.

  • Narrar momentos del pasado siguiendo las fotos de los álbumes familiares.

En el artículo "Pasatiempos para activar las neuronas" encontrarás más ejercicios que ayudarán a fortalecer tu mente.

Bienestar emocional:

Algunas personas pueden pensar que este tipo de bienestar consiste en simplemente mantener una mente positiva; lo cierto es que es más complejo que esto, pues para lograrlo se requiere de una buena salud mental.

Llegar a una salud mental óptima significa que podrás tener confianza para enfrentar cosas nuevas de la vida, disfrutar las oportunidades, y además controlar los enojos, rabias y decepciones.

Algunas cosas que puedes hacer para fortalecer tu bienestar emocional son:

  • Dormir bien: Está comprobado que descansar ayuda a relajar la mente, cuando no le permites a tu cuerpo tomar las horas de sueño necesarias no solo estarás cansado y bajo de energía, sino que puede causar confusión, ansiedad e irritabilidad.

  • Hacer ejercicio: Mantener el cuerpo activo no solo es saludable, sino que durante la actividad física se liberan unas hormonas que ayudan a combatir la depresión y el estrés.

  • Pedir ayuda cuando sea necesario: El reconocer que no estás solo y que tienes personas a tu lado que te aman y están dispuestas a ayudarte, te hará reconocer que no tienes que saber todas las respuestas. Cuando tengas un problema no dudes en pedir consejos y orientación para solucionarlo.

¿Cuándo podemos hablar de bienestar total?

Conocer todos los tipos de bienestar te permitirá trabajar cada uno, y así llegar a lo que se consideraría como el “bienestar total”. El bienestar total es simplemente estar bien y tranquilo, no solamente contigo mismo, sino con el mundo que te rodea y con la sociedad.

Una persona tiene bienestar total cuando tiene confianza en sí misma, está feliz de ser auténtica, se relaciona con las personas cercanas, es consciente de todas las capacidades que tiene, y sabe que en la vida hay obstáculos, pero de una manera controlada y equilibrada, los sabrá solucionar sin que le afecte mucho.

Es muy importante entender que el bienestar no se puede ver como una línea recta, pues a pesar de que cuando se trabaja, vas a ir fortaleciendo poco a poco, lo cierto es que en unos días puede que te sientas mejor que otros, es absolutamente normal. Simplemente confía en tu proceso y en tus capacidades para lograr tranquilidad y plenitud en tu vida.

Sabemos que cuando se llega a cierta edad, es posible que empiecen los problemas de incontinencia o escapes de orina, por eso, para ayudarte en este proceso tenemos el producto perfecto que te ayudará a mantenerte igual de activo, y sin preocupaciones. La Ropa Interior Absorbente TENA Pants Ultra es ideal para ti, pues su nueva tecnología ProSkin cuida tu piel mientras absorbe rápidamente todos los fluidos, manteniendo tu piel más seca y segura.

Recuerda que nunca estás solo, en TENA estamos siempre para apoyarte.

Dirigido a:

HOMBRES

Comentarios

Whatsapp