Cambia de país

La salud cardiovascular empieza por la boca

Actualmente no cabe duda de que “el cuidado de la salud periodontal puede ayudar a preservar una buena salud cardiovascular”, asegura el doctor en Medicina y Cirugía Clínica Blas Noguerol, especializado en Periodoncia e Implantología en Granada, España.

Así lo ha reconocido también la Asociación Americana de Cardiología, que en un reciente documento de consenso ha establecido la recomendación del cuidado de las encías como una más de las estrategias de prevención de la cardiopatía isquémica. Ciertas enfermedades o intervenciones odontológicas pueden situarse en el origen de importantes afecciones cardíacas.

Es importante dar a conocer al dentista el tratamiento anticoagulante prescrito por el cardiólogo para poder realizar adecuadamente el tratamiento dental y periodontal. “Ya no cabe duda de que los pacientes con enfermedad periodontal tienen más riesgo de presentar un episodio coronario”, destaca el Dr. Noguerol. Sin embargo, advierte: “No disponemos de una evidencia concluyente de que dicha relación sea causal ni tampoco de su magnitud”, pero “la vinculación existe”, subraya.

Un correcto tratamiento periodontal ayuda a reducir los eventos ateroescleróticos

Las enfermedades periodontales o de las encías están causadas por bacterias; son, por tanto, infecciones bucales. Una de las consecuencias de esta infección a nivel local puede ser el inicio o desarrollo de inflamación general o sistémica , que puede acarrear distintas implicaciones para la salud del paciente, dependiendo de la parte del organismo sobre la que actúe. Como sentencia el Dr. Blas Noguerol, “la periodontitis puede inducir inflamación general por medio de un mecanismo de activación a distancia de procesos que pueden terminar provocando trastornos tales como arteriosclerosis o partos prematuros”. Nuevos trabajos apoyan la hipótesis de que las bacterias adheridas a las superficies dentarias promueven el desarrollo de la lesión aterosclerótica y, con ello, elevan el riesgo de aparición de acontecimientos cardiovasculares. Incluso, se sabe que la inflamación general que pudiera inducir una infección periodontal, aparentemente insignificante, puede jugar un papel determinante en el control del metabolismo en pacientes diabéticos.

También hay otro tipo de evidencias que reflejan la estrecha vinculación entre salud periodontal y cardiovascular. Como recalca el Dr. Noguerol, “un inadecuado estilo de vida está en la base de algunos trastornos periodontales, así como en el origen de importantes enfermedades cardiovasculares, por lo que un cambio de hábitos cotidianos permitiría ayudar a prevenirlas de forma conjunta

Los pacientes con algún tipo de enfermedad en las encías tienen entre un 25 y un 50% más de riesgo de padecer un trastorno cardiovascular. Los cardiólogos y odontólogos atribuyen esta relación a la gran cantidad de bacterias que se sitúan bajo la encía, y que pueden pasar a la sangre y afectar a otras zonas del organismo.

TE PUEDEN INTERESAR

VER TODOS LOS ARTÍCULOS