Cambia de país

Menú

Retos de cuidar a una mujer

¡Todo lo que debes tener en cuenta para sus cuidados!

Ser cuidador trae sus retos, y sabemos que todos son diferentes de acuerdo a la persona, pero existen algunas cosas generales que se pueden aplicar para la mayoría de los casos. A pesar de esto, es muy importante que tengas en cuenta, que los cuidados para los hombres, son diferentes a los de las mujeres, y es fundamental identificar cada uno de los retos que trae cuidar al uno o al otro. En este artículo, nos enfocaremos específicamente en los retos de cuidar a una mujer y te daremos algunos consejos que seguramente serán de gran apoyo para sus cuidados.

Higiene y aseo corporal:

Este es uno de los factores más importante dentro del cuidado de las mujeres adultas, es primordial proteger su piel, manteniéndola limpia e hidratada, con los productos adecuados. Durante el aseo corporal, ten en cuenta dejar limpias cada una de las zonas del cuerpo: cuello, axilas, brazos, pechos, piernas, espalda, zona íntima y región perianal, no olvides secar muy bien las partes con plieges, para evitar lesiones en la piel. Existen algunas zonas del cuerpo de la mujer, que requieren cuidados especiales o diferentes al resto, entre ellas la zona íntima. Después de la menopausia, la zona íntima de la mujer se transforma. En el momento en que los ovarios dejan de producir estrógenos, el ph vaginal cambia y la cantidad de flujo vaginal disminuye, provocando en ocasiones sequedad o atrofia vaginal. Por cambios como este y algunos otros factores, como las infecciones urinarias o los goteos de orina, te recomendamos:

  • Asegurarte de limpiar a la paciente siempre de adelante hacia atrás, para evitar desplazar gérmenes desde el ano hacia la vagina.

  • Sugerirle a la paciente usar ropa interior de algodón, así protegerá más su zona íntima, y si la paciente tiene pequeños goteos de orina, nuestra Toalla higiénica TENA Mujer Mini, Toalla higiénica TENA Mujer Medium, Toalla higiénica TENA Mujer Maxi y Toalla higiénica TENA Mujer Super ¡serán sus mejores aliadas!

  • Si es necesario y ha sido autorizada por su médico, permitirle utilizar hidratantes, lubricantes y estrógenos tópicos, estos productos aliviarán ciertas molestias en la zona íntima.

  • Limpiar la zona íntima de la paciente con un jabón íntimo neutro o únicamente con agua.

  • Sugerirle a la paciente no usar ropa muy ajustada, para evitar posibles infecciones vaginales.

Alimentación y ejercicios físicos:

La alimentación y la actividad física siempre serán esenciales en cada etapa de nuestras vidas; por eso, uno de los retos principales en el cuidado de una mujer (y también de un hombre), es ayudarle a mantenerse activa con diferentes ejercicios que sea aptos para su condición, y al sumarle a esto una alimentación saludable y balanceada ¡ayudará muchísimo a su salud y autoestima!

Autoestima y amor propio:

Ahora que tocamos el tema de la autoestima de la mujer mayor, es importante resaltar que, con los años y los cambios que ocurren en el cuerpo de la mujer, es posible que surjan inseguridades, ¡ahí es cuando entras tú, con tu esencial papel de cuidador! Ser cuidador o cuidadora, no se trata simplemente de ayudar a la paciente a bañarse, o moverse, o comer, sino también de servir como un apoyo emocional hacia la persona a la que se le están brindando los cuidados. Una buena forma de hacerlo, es ayudarla a arreglarse todos los días, repetirle lo bien que se ve con su ropa nueva, o lo bonita que se ve con ese labial. Aunque no lo creas, estos son gestos muy poderosos, que subirán el ánimo de la paciente y te ayudarán a cumplir con tu labor al 100%.

Préstale la atención que se merece:

Cuando hablamos de prestarle la atención que se merece, no nos referimos solamente a los cuidados físicos, sino también emocionales. Es importante que, aunque puede que no seas profesional en psicología, le hagas saber que estás ahí para escucharla, y le des la confianza de contarte lo que sea y expresar sus sentimientos con total tranquilidad. A veces lo único que necesitan es alguien que sepa escuchar y tener un sistema de apoyo, por lo que tú puedes ser parte de él. ¡Ser un buen cuidador está en tus manos! Intenta darle siempre lo mejor a tu paciente y estar muy bien informado, para poder darle siempre los cuidados adecuados. Si tienes alguna duda, ¡contáctanos!

12

Inscríbete a nuestro contenido

Recibe información especializada según tu necesidad y conoce todos los beneficios que TENA te ofrece.

TE PUEDEN INTERESAR

VER TODOS LOS ARTÍCULOS