El asma: síntomas, causas y tratamientos

17/05/2018

El asma es una enfermedad respiratoria crónica, lo cual quiere decir que no se cura, se vive con ella. Sin embargo, con los cuidados y la atención adecuada, se puede controlar.

Este trastorno se genera porque los bronquios (tubos encargado de transportar el aire a los pulmones), se inflaman, provocando una obstrucción que puede ser mayor o menor, según el caso.

No se sabe cuál es la causa exacta del asma, hasta el momento se cree que está asociada a factores genéticos (la presencia de la enfermedad en los padres, supone una carga hereditaria que podría transmitir la patología; las alergias hereditarias también podrían ser un factor influyente e incluso ciertas infecciones respiratorias adquiridas durante la infancia) y ambientales, como el frio, el ejercicio, las partículas de polvo, los productos químicos, el humo o los residuos de pelo animal, estímulos que pueden ser desencadenantes de la enfermedad.

Signos y síntomas

La dificultad para respirar, la sensación de ahogo y los ruidos sibilantes en el pecho, son quizás los síntomas más comunes.

Los siguientes signos pueden indicar el padecimiento de la enfermedad:

-    Jadeo o disnea
-    Tos
-    Sensación de opresión torácica
-    Sibilancia
-    Fatiga

Si estos empeoran, se produce la famosa “crisis de asma”, la cual puede durar varios días dependiendo de la severidad y los factores ambientales (humo de tabaco, contaminantes externos, polvo, clima frio, etc.) a los que esté expuesta la persona.

¿Cómo tratarla?

Una vez identificados estos indicios, lo más recomendable es visitar al médico y solicitar radiografías del tórax y diversas pruebas para saber si el origen es causado por alergias o tiene alguna relación con problemas cardiacos.  

Las fórmulas y medicinas que mejor se ajusten a las condiciones y grado de la enfermedad del paciente, dependerán del criterio y la evaluación que el médico haga del caso.

Además de seguir el tratamiento, es de vital importancia mantenerse alejado de los factores que empeoran el asma.
 
Se estima que alrededor del 5% de la población mundial padece asma, es decir, cerca de 300 millones de personas, sin embargo, aunque no existe una cura, es posible controlarla para vivir una vida sana y en bienestar.

¿Conocías los detalles de esta enfermedad? ¿Sufres de asma o tienes algún familiar en esta situación?
¡Recuerda que es muy importante visitar a un especialista y nunca auto medicarse!

Un grupo de profesionales en diferentes áreas de la salud está a tu disposición para resolver tus inquietudes.

Comentar este artículo

Aprendamos sobre la tiroides

Aprendamos sobre la tiroides

Existen varios mitos alrededor de este diagnóstico que pueden desinformar en cuanto a las implicaciones reales que lleva consigo esta condición.

Recibe información de tu interés

Recibe nuestro e-mail NotiTENA, entérate sobre temas de actualidad en bienestar y despeja todas tus dudas.

{{Mensaje}}